Nunca respondas un comentario en caliente y no los compartas con tu comunidad.

 

Quienes dedican su tiempo en Instagram saben que en algún momento tendrán que que lidiar con ellos. Los comentarios negativos, burlas y, en el peor de los casos, insultos suelen ser uno de los frentes ante los que hay que saber reaccionar. Desarrollar una estrategia básica es esencial para no caer en respuestas emocionales y complicar todavía más el hilo de comentarios.

Recuerda que eres tu propia marca y seguramente, representes a alguna firma, por lo que tus acciones en Instagram deben responder a una estrategia. Es lo que las empresas denominan gestión de crisis. Sin llegar a elaborar documentos tan complejos, hoy compartimos algunas pautas para sobrellevar los comentarios negativos y las acciones de los trolls.

 

Tómate un tiempo antes de contestar

No sigas la tendencia de acción-reacción. Ante una crítica con la que no estés conforme, cuenta hasta 10 y valora el comentario. En ocasiones puede llevar razón. Si es ese el caso, lo mejor que debes hacer es reconocer el error y afrontar una solución.

Conoce tus derechos y denuncia los insultos y comentarios denigrantes

 

Actúa de manera profesional

Cuando te enfrentas a una crítica en Instagram, siempre puedes contestar de manera correcta dando tu visión sobre la situación. Si ves, que el usuario deriva su respuesta hacia otros temas, pon punto y final. No valdrá la pena. Hay usuarios aficionados a compartir sus propios problemas y dejar huella de sus frustraciones en tu perfil. Déjalos de lado.

 

Conoce tus derechos

Aunque los haters actúan tras es escudo de sus pantallas, sus actuaciones pueden tener consecuencias y estas pueden ser muy graves. Así lo comenta Sara García, abogada de Stop Haters. La primera asociación creada para defender a las personas afectadas por ciberacoso. Y es que cuando un hater ataca más de tres veces, tanto en tu perfil de Instagram como en sus propias redes, esta es una acción denunciable. En estos casos, no debes confundir una opinión con una ofensa o un comentario denigrante que vaya más allá de la molestia.

 

Cuando el comentario se convierte en una ofensa

Este es un terreno con aristas. Espera al momento más idóneo y, a continuación, responde al hater. Cuando lo hagas, muéstrale tu disconformidad con el comentario negativo y pídele que deje de hacerlo. Esta interacción por tu parte tendrá validez si más tarde necesitas denunciar sus acciones. Una recomendación, no contestes más de una vez. Con este comportamiento, puede que sus comentarios desistan. Y si continúa debes plantearte la opción de bloquearlo y denunciar su actividad tanto en la policía como en Instagram.

 

Valora a tu comunidad más fiel

No mostrar debilidad es una buena estrategia para alejar a los trolls. Evita publicar stories en los que se te vea preocupado por un usuario en concreto y no compartas sus comentarios. Con estas acciones solo conseguirás darle el protagonismo que está buscando. Por el contrario, ante cualquier acción que te haya molestado, haz una publicación en positivo. Agradece a tu comunidad más fiel su compañía y comparte tus comentarios favoritos. Además de ayudar a tu autoestima, tu seguidores también se sentirán protagonistas.

 

Belén Balado | Publicista. Me gusta contar con todo menos con números. Comencé mi trayectoria como redactora en prensa y más tarde me colé en el mundo de la publicidad. Después de vivir en Irlanda y en Londres, ahora disfruto del Mediterráneo en Barcelona. Aquí he cofundado Cursiva, una empresa especializada en branded content, para poder empezar a contar todo con palabras.

 

Facebook Comments