Poco a poco tu número de seguidores va creciendo. Las marcas se interesan por tí y tu lista de mensajes privados no hace más que crecer. Te has convertido en todo en un influencer y ahora llega el momento de relajarse y disfrutar de todo lo que has conseguido… ¿Seguro? Quizá deberías repasar qué cosas no deberías hacer si quieres mantenerte en la cresta de la ola.

1. No definir una estrategia

Primero, piensa en cinco influencers que sigas habitualmente. ¿Podrías resumir en una frase a qué se dedica cada uno de ellos? ¿Podrías hacer lo mismo para definir tu trabajo en redes sociales? Si no eres capaz de hacerlo es que no tienes una estrategia definida. Párate a reflexionar y piensa, ¿qué tipo de contenido publicas? ¿A dónde quieres que te lleve ese contenido?

2. Elegir la campaña inadecuada

A veces, las prisas y los compromisos pueden llevarte a participar en una campaña que poco o nada tenga que ver con tu audiencia. ¿Vale la pena arriesgar tu reino por una marca? Antes de firmar cualquier colaboración piensa si ese contenido será bienvenido en tu comunidad. Un mal paso puede jugarte una mala pasada.

3. Intentar engañar al sistema

A todos nos gusta que nuestro número de seguidores suba constantemente. Sin embargo, es importante seguir las normas del juego. Si no estás consiguiendo el crecimiento que te gustaría, plantéate rediseñar tu contenido para atraer a más usuarios y no recurras a los bots para hacer crecer tu audiencia. Céntrate en fidelizar a los seguidores que ya tienes y estos atraerán a otros nuevos.

4. No avisar de las publicaciones pagadas

Has crecido con ellos, te han sido fieles desde el principio… ¿y tú les cuelas un anuncio de vez en cuando? Tu comunidad te conoce y te sigue porque le interesas. Así que no te cortes en poner un #Ad o #Sponsored a tu contenido patrocinado. Sé sincero y explícales que así podrás seguir generando contenido que les interese.

5. No responder a los comentarios

Que seas influencer no quiere decir que ya no puedas contestar a los comentarios que te llegan a través de las redes. Agradece cada mensaje como si fuera el único y, si no tienes tiempo a contestar a todos… ¡reparte corazones!

6. Compartir contenido irrelevante

Sabes perfectamente que ese contenido no interesa a tu comunidad. ¿Por qué lo publicas? Un contenido irrelevante puede hacer que tus seguidores te abandonen. Así que, antes de publicar cada nueva imagen pregúntate; ¿es interesante?

7. No publicar a menudo

Por último, si crees que ahora que eres influencer puedes relajarte con las publicaciones, sentimos decirte que no estás en lo cierto. Y es que cada vez hay más gente que espera tus publicaciones. Así que si quieres mantenerte en lo más alto tendrás que ser consistente a la hora de publicar. Si prefieres organizarte con antelación, siempre puedes utilizar herramientas como Later o Hootsuite para programar tus publicaciones.

Lara Viejo | Periodista, nueva montañera y vieja emprendedora. Mi pasión por los viajes me hizo dejar Madrid para vivir seis años en Londres, donde trabajé en el equipo de contenido de TripAdvisor. De vuelta a Barcelona, confundé Cursiva, una empresa especializada en branded content. Sin duda la mejor excusa para seguir contando historias.

 

Facebook Comments